Empieza cada día en plenitud

amanecer-uk_3354693k.jpg

Queridos Amigos, en este artículo quiero hablarles de la importancia que es despertarnos e iniciar nuestro día de manera positiva…, en plenitud.

Sabemos ya que son nuestros pensamientos, nuestra actitud y disposición frente a la vida  los que crean nuestro mundo, nuestra realidad. Imagínate entonces la importancia que tiene el que inicies cada jornada, el que te levantes cada día con la mejor energía, sabiendo y esperando que tendrás un día estupendo y maravilloso, abrirte a todas las bendiciones y regalos que tiene la vida para darte minuto a minuto.

Es importante que comiences a incorporar a tu vida, el hábito de dedicarte unos minutos al levantarte, y nutrirte de pensamientos potenciadores y alentadores. ¿Crees aún que tu día a día se forja al azar?, o ¿estás de acuerdo con la idea de que el día que vayas a tener depende de tu actitud y el modo que tengas de enfrentarlo?

Vayamos a algo cotidiano, si al despertarte en la mañana, lo primero que haces es reclamar por cualquier cosa, fijarte y preocuparte aún por lo que hiciste o no hiciste el día anterior, ponerte ansioso por algún motivo, poner atención en lo que te falta, y algo que le pasa a la mayoría de las personas hoy en día, levantarse desanimado solo por el hecho de ir a trabajar. Si nos fijamos detenidamente en todas estas actitudes, hay hartas probabilidades de que tu día no marche muy bien, pues, el cómo comencemos, el qué hagamos los primeros minutos después de abrir nuestros ojos en la mañana, es crucial y determinante en cómo se desarrollará tu día.

En cambio, si lo primero que hicieras cada día fuera, dedicar aunque sea 5 minutos para estar en silencio, escuchar tu respiración, conectar contigo mismo, tomando conciencia de ese “nuevo día”, de esa nueva oportunidad que te está dando la vida para empezar otra vez, para crearte a ti mismo, tu mundo, tu vida…Despertar de este modo a la paz y la tranquilidad que muchas veces se nos escapa, solo por el hecho de que no somos capaces de dedicarnos estos minutos, cada mañana, para nosotros mismos. Luego de conectar contigo mismo, tomarte el tiempo para visualizar y afirmar el día que quieres, lo que quieres experimentar. Dejar que en ese instante invadan tu cuerpo y tu mente, ya sea la alegría, la paz, la tranquilidad, la confianza, la abundancia, la fuerza, el amor, que te gustaría te acompañaran durante tu día. ¿No creo que alguno de nosotros querría experimentar lo contrario no? Todos queremos la paz, el amor, la alegría , entonces si quieres experimentar estos sentimientos en tu vida, y de manera específica en tu día a día, haz esto por ti, dedícate unos minutos al despertar , y juega a imaginar y a sentir con todo tu ser, el bienestar y la plenitud que mereces vivir y experimentar en lo que te queda del día.

Recuerda siempre que cada sensación, cada sentimiento queda grabado en nuestra mente, en nuestra conciencia, esto lo proyectamos y todo lo que sentimos o hayamos sentido, nos es devuelto en forma de experiencias.

Dile a la vida como quieres que sea tu día, siempre eres escuchado. Regálale al Universo la vibración de eso que quieres experimentar. Si no quieres preocupaciones, no comiences tu día precocupado, si no quieres negatividad, no empieces tu día de manera negativa. Recuerda que siempre tienes el poder de decidir cómo quieres vivir tu vida, nadie más lo hará por ti.

Con mucho amor, aquí te proporciono un tratamiento de mi maestra Louise Hay que te ayudará a afirmar y visualizar de manera positiva el día que comienzas. Mereces lo mejor, mereces la plenitud.

PARA EMPEZAR TU DÍA EN PLENITUD

“Cada momento de mi vida es perfecto, entero y completo. Con Dios nada queda jamás sin acabar. Soy una con el Poder Infinito, la Sabiduría Infinita, la Acción Infinita y la Infinita Unidad. Me despierto con un sentimiento de plenitud, sabiendo que todo lo que emprenda este día lo completaré. Cada una de mis respiraciones es plena y completa. Cada escena que veo está completa en sí misma. Cada palabra que pronuncio es cabal y completa. Cada tarea que emprendo, o cada parte de esa tarea, queda completada a mi satisfacción. No estoy luchando sola en el yermo de la vida. Me libero de toda idea de lucha y de resistencia. Sé y afirmo que soy una con el Poder Infinito y que por eso mi camino se facilita y allana. Acepto la ayuda de los muchos amigos que siempre que lo necesito están dispuestos a conducirme y a guiarme. En mi vida y en mi trabajo, todo va ocupando su lugar fácilmente y sin esfuerzo. Las llamadas se reciben a su tiempo. Las cartas se reciben y se responden. Los proyectos se realizan. Los demás cooperan. Todo se da en su momento y según el perfecto orden Divino. Todo está completo y yo me siento bien. Éste es un buen día para completar cosas. Así lo proclamo. Mi mundo es poderoso, y lo que creo y declaro es cierto. Y así es”. 
Louise Hay

 

dbd5333ae5a9bc23b76107d31d0e9766 (2)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s